RESUMEN IDEAS

Concebimos a los derechos sociales como un sistema interconectado de Protección Social que una la Educación  la Salud y Pensiones como eje de responsabilidad del Estado, debiéndo proteger, garantizar la calidad, la gratuidad y la dignidad de las personas.

Por mucho tiempo hemos tenido que aceptar que nuestros derechos básicos hayan sido tratados como bienes de consumo, logrando estructurar un sistema económico que socavó el rol que siempre tuvo que tener el Estado. Con la redacción de la Nueva Constitución podremos transformar esta mirada ya económica para guiarla y centrarla en las personas.

1.- Que el Estado garantice una Educación centrada en la persona, que busque su desarrollo íntegro y el fortalecimiento de los talentos personales, sin importar su origen étnico, característica social, condición física o intelectual, que lo ayuden a ser feliz. Que potencie la reflexión y el pensamiento crítico, la comprensión de su entorno, el rescate de la memoria y pueda ser un ciudadano consciente de los desafíos medioambientales y sociales que les toque vivir.

 

2.- La salud pública reconocida como un derecho inalienable de todas las personas, siendo responsabilidad del Estado garantizar el acceso, la gratuidad y la calidad de los servicios de atención, protección y recuperación de los enfermos, como un derecho social, asegurando el trato digno, sin discriminación económica, social, étnica, de género o sexual.

3.- Comprender el Sistema de Pensiones como parte de un sistema de protección social que asegure a las personas que al momento de jubilar no sólo tendrán acceso a un dinero mensual, sino que el Estado entienda a la Tercera Edad y Jubilados como un grupo prioritario de la sociedad, y tengan acceso a otros beneficios como la gratuidad en el transporte y medicamentos, rebajas en precios de gastos básicos y accesos preferenciales a la cultura, viajes y educación.